Cultos externos

Vía Crucis Parroquial

El Viernes de Dolores, realizamos el Vía Crucis Parroquial rezando las catorce estaciones con  Nuestra Señora de los Dolores tras el Santísimo Cristo de la Vera Cruz, titular de la Hermandad del mismo nombre, por las calles de la feligresía.

Traslado a nuestra Casa Hermandad y subida del Señor de la Humildad a su paso procesional

Una vez concluido el Vía Crucis Parroquial, nuestras Sagradas Imágenes son trasladadas en andas portadas por los hermanos desde la Parroquia hasta la Casa Hermandad con el rezo de los Siete Dolores, para nuestra Estación de Penitencia en la tarde del Jueves Santo. Seguidamente, el Santísimo Cristo de la Humildad es subido a su paso procesional.

Estación de Penitencia

Desde tiempo inmemorial, nuestra Hermandad realiza su Estación de Penitencia en la tarde noche del Jueves Santo, día  del amor fraterno en el que Cristo instituyó la Sagrada Eucaristía.

El principal acto de culto externo de esta Hermandad es la Estación de Penitencia que, anualmente, y desde tiempo inmemorial, realiza en la tarde noche del Jueves Santo, día  del amor fraterno en el que Cristo instituyó la Sagrada Eucaristía, con sus Imágenes Titulares ,el Santísimo Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de los Dolores, para meditar y considerar el trance de  la  Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, a la vez que reflexionar sobre los Dolores que sufrió Nuestra Madre y, como consecuencia, deducir provechosas enseñanzas para la vida espiritual, logrando el fruto de santificación deseado.

Domingo de Resurrección

Tras cada Jueves Santo, el Domingo de Resurrección a las 10 de la mañana, el Santísimo Cristo de la Humildad y su bendita madre Nuestra Señora de los Dolores son trasladados de vuelta a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde en su altar reciben culto durante el resto del año hasta la llegada de un nuevo Viernes de Dolores.

Rogamos a todos los hermanos que participen en este íntimo y sobrio acto de devoción a Nuestros Sagrados Titulares.